Corazón de Vida – Una fundación comprometida a terminar el ciclo de pobreza y desamparo de los niños

 Establecida hace más de 20 años, Corazón de Vida es una fundación sin fines de lucro dedicada a ayudar económicamente a más de 10 Casa-Hogares en Baja California. Son más de 700 niños y niñas que dependen de la ayuda monetaria al igual que del tiempo que los voluntarios proveen cada mes cuando visitan los hogares. Corazón de Vida es una organización comprometida a terminar con el ciclo de pobreza y desamparo en el que están atrapados los niños de la calle y los que viven en pobreza extrema.
La filosofía de la fundación es simple, al sacar a los niños de las calles y darles un hogar seguro, mejorar las condiciones de los orfanatos, brindar calidad de vida, como misiones de salud y proveerles una buena educación, se asegura un futuro promisorio para los huérfanos.
De acuerdo a un reporte de las Naciones Unidas más de 150 millones de niños han sido abandonados y están viviendo en las calles a nivel mundial. En Baja California solamente, más de 6,000 niños viven en las calles bajo peligrosas y abusivas condiciones, mientras que miles viven en pobreza extrema. El equipo de Corazón de Vida, junto a sus voluntarios y gracias a las contribuciones de los donantes está ayudando a cientos de niños desamparados que viven en Baja California, brindando apoyo económico y emocional a más de 10 Casa-hogares.
Los niños que se encuentran en estos hogares reciben alimentación, albergue, protección y acceso a educación. Corazón de Vida también ofrece financiamiento para becas de adolescentes para que continúen su educación después que dejan el orfanatorio y se conviertan en ejemplos a seguir para sus ‘hermanos’ más pequeños.
La fundadora de Corazón de Vida es Hilda Pacheco-Taylor, residente del sur de California y  quien junto a sus hermanos vivió 8 años en un orfanatorio. Después de 14 años de salir de la Casa-Hogar donde creció, Hilda decidió ir a visitar a su antigua familia y encontró lo que ella denomino como ‘un esqueleto de orfanatorio.’ Afectada por este encuentro y por la falta de atención del gobierno para con estos niños Hilda sintió de inmediato un llamada a la acción y es así como con ayuda de sus amigos y su antiguo empleador, Hilda fundó Corazón de Vida hace más de 20 años.